¿Es el alcohol un depresor?

¿Siente que el alcohol le hace sentir perezoso, cansado y deprimido? Puede que el alcohol sea la droga más consumida, pero mucha gente no es consciente de cómo afecta a su cuerpo. Si te preguntas, "¿Es el alcohol un depresor?ha llegado al lugar adecuado. Nuestra útil guía le explicará todos los datos, para que pueda tomar la decisión correcta para su salud personal.

¿Es el alcohol un depresor?

¿Es el alcohol un depresor o un estimulante?

Hay mucha confusión sobre el alcohol porque puede tener diferentes efectos. A diferencia de la mayoría de las drogas, el alcohol no es automáticamente sedante o estimulante. Por el contrario, efectos varían en función de la cantidad de alcohol que bebas y de tu química física. Algunas personas que toman alcohol pueden parecer más enérgicas e hiperactivas de lo habitual, mientras que otras pueden parecer más confusas y somnolientas. Normalmente, el alcohol parece más un estimulante en pequeñas dosis y un depresor en grandes dosis. Para entender si el alcohol es un depresor o un estimulante, es necesario examinar más de cerca cómo interactúa con el cerebro.

Desde el punto de vista médico, el alcohol es un depresor. Un depresor es cualquier sustancia que ralentiza la actividad del cerebro. Al igual que otros depresores, el alcohol afecta a la capacidad del cuerpo para absorber o crear ácido gamma-aminobutírico (GABA). Este importante neurotransmisor se encarga de bloquear los impulsos entre las células nerviosas. Cuando tomas alcohol, éste imita los efectos del GABA en tu cuerpo y se une a los receptores del GABA. La interacción entre las células nerviosas se ralentiza mientras el alcohol está en el organismo, y una vez que desaparece el alcohol, el cuerpo produce menos GABA de forma natural.

Aunque el GABA es la principal razón por la que el alcohol es un depresor, no es el único neurotransmisor afectado por el alcohol. El alcohol acaba inhibiendo también el glutamato. Esto conduce a un deterioro de las funciones cerebrales y a la pérdida de memoria. El otro neurotransmisor principal al que afecta el alcohol es la dopamina. El consumo de alcohol provoca un aumento de la dopamina, que tiende a provocar sensaciones de placer y satisfacción. Sin embargo, la dopamina también acaba modulando la respiración y la presión arterial.

Cómo afectan los depresores como el alcohol a su cuerpo

Cuando consumes alcohol, éste impacta en tu cerebro de múltiples maneras. El alcohol se une a los receptores GABA, por lo que empieza a interferir con una variedad de sistema nervioso central procesos. Al mismo tiempo, experimentas niveles elevados de dopamina y serotonina inhibida. Todos estos efectos se combinan para ralentizar los procesos corporales. Mientras se bebe, se suelen experimentar uno o varios de estos síntomas:

  • Tiempo de reacción lento
  • Presión arterial baja
  • Respiración más lenta
  • Mareos
  • Reducción de la coordinación
  • Visión borrosa
  • Náuseas y vómitos
  • Malas decisiones
  • Confusión mental
  • Pérdida de memoria
  • Pérdida de conocimiento

¿Son peligrosos los efectos depresivos del alcohol?

En los niveles más bajos, los efectos depresivos del alcohol son en su mayoría sólo inconvenientes. Sin embargo, una vez que los niveles de alcohol en sangre superan un determinado punto, el alcohol es directamente peligroso. Las cantidades excesivas de alcohol empiezan a interferir con las partes del cerebro que gestionan funciones esenciales como la respiración y el mantenimiento de los latidos del corazón.

A medida que se bebe más y más alcohol, la frecuencia respiratoria y el ritmo cardíaco comienzan a disminuir. Si experimenta un sobredosisLa sobredosis es una de las principales causas de la muerte de una persona, que luchará por mantener el oxígeno en circulación. Cuando la sobredosis no se trata, la persona suele perder el conocimiento, entrar en coma y posiblemente morir. Hay que tener en cuenta que una persona puede sufrir una sobredosis mucho antes de perder totalmente el conocimiento. Otros signos de una sobredosis son:

  • Respuestas retardadas
  • Falta de reflejo nauseoso
  • Temperatura corporal muy baja
  • Piel pálida o azulada
  • Piel sudorosa o húmeda
  • Vómitos
  • Convulsiones
  • Pulso lento o débil
  • Dificultad para respirar

Las consecuencias a largo plazo del abuso de depresores

El alcohol es definitivamente peligroso cuando se consumen altos niveles de una sola vez. Sin embargo, incluso cantidades más pequeñas pueden ser muy arriesgadas. Debido al efecto depresivo del alcohol, consumirlo con frecuencia altera todo el organismo. Cuando bebes regularmente más de la cantidad segura recomendada, puedes acabar teniendo muchos problemas.

Beber y depresión

El consumo crónico de alcohol hace que el cuerpo produzca menos GABA, dopamina y otros neurotransmisores esenciales. Beber regularmente más de cinco bebidas estándar se asocia con un mayor riesgo de depresión, y las personas con trastornos por consumo de alcohol tienen tasas mucho más altas de depresión. El lado positivo es que esto puede ser reversible. Una investigación de 2012 descubrió que pasar al consumo de alcohol tratamiento redujo a la mitad el número de pacientes con depresión.

Alcohol y ansiedad

Muchas personas beben para sentirse menos ansiosas, pero en realidad el alcohol empeora la ansiedad. Cuando estás sobrio, experimentas un "efecto rebote" que te hace sentir más estresado y preocupado que nunca. Múltiples estudios, que se remontan a 1999, concluyen que las personas que abusan crónicamente del alcohol tienen un mayor riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad. El alcohol también aumenta la tasa de ataques de pánico y otros síntomas desagradables.

El consumo de alcohol y la demencia

Como el alcohol es un depresor, interfiere en el proceso de creación de la memoria del cerebro. Esto puede causar problemas incluso si dejas de emborracharte. Según la Alzheimer's Society, el consumo excesivo de alcohol está relacionado con un mayor riesgo de demencia. El consumo de alcohol inhibe la capacidad del cerebro para formar y almacenar recuerdos a largo plazo. A medida que envejece, corre el riesgo de padecer demencia, Alzheimer y otros tipos de pérdida de memoria relacionados con la edad.

Cómo evitar los efectos negativos del alcohol

En última instancia, el alcohol suele tener muchos efectos negativos en su salud física, mental y emocional. Si sospecha que está consumiendo alcohol en exceso, es importante que busque asesoramiento profesional de inmediato. En Long Island Interventions, nuestro equipo puede ayudar a diagnosticar los trastornos por consumo de alcohol y recomendar opciones de tratamiento. Llame o póngase en contacto con nosotros hoy mismo para empezar en el camino de la recuperación.

Referencias
https://adf.org.au/drug-facts/depressants/
https://www.scripps.edu/newsandviews/e_20020225/koob2.html
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4065474/
https://www.niaaa.nih.gov/publications/brochures-and-fact-sheets/understanding-dangers-of-alcohol-overdose
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3658562/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6927748/
https://pubs.niaaa.nih.gov/publications/arh27-2/186-196.htm
https://www.alzheimers.org.uk/about-dementia/risk-factors-and-prevention/alcohol

Mi amado es

Adictos

Cómo conseguirlos

¿Ayuda?

Línea de ayuda confidencial 24/7

¿Tiene alguna pregunta?

Este campo es para fines de validación y debe dejarse sin cambios.

Noticias sobre la adicción

¿Preparado para hacer un cambio?

Entendemos que el proceso de tratamiento puede ser difícil a veces. En Long Island Interventions, nos comprometemos a ayudarle a progresar hacia una nueva vida libre de las garras de la adicción.
Para obtener ayuda confidencial, llame ahora:
es_MXSpanish

Línea de ayuda de Long Island Interventions

Si está buscando recursos para el tratamiento de la drogadicción y el alcoholismo para usted o un ser querido, nuestra línea de ayuda es una solución confidencial y conveniente. Las personas que llaman son remitidas a centros de rehabilitación acreditados por la JCAHO en nuestra red de proveedores de tratamiento recomendados.

Alternativas para encontrar un tratamiento de adicción o para aprender sobre el abuso de sustancias: